miércoles, 25 de diciembre de 2013

Misó/ el viaje de la vida

JAVIER MISÓ
Vuelvo de donde nunca me voy.
Javier entre la vida y la muerte
Mas allá que acá
Tardo en reaccionar unos minutos, eternos, una vida.
Busco palabras.
No las encuentro.
Hundo la vista.
Nada queda.
Mi mas firme sonrisa se impone lentamente.
No lo pretendo.
Mi mano cubre la tuya, inerte.
Tan felina como siempre tu mente.
Paseo mi esfuerzo dando fe de mi vertiginoso presente.
Ante ti, amigo. 
No importa el tiempo.
Jugamos como niños, como siempre.
Javi entre la vida y la muerte.
Fuerte fuiste como el roble.
Fuerte golpea la vara ahora tus llagas.
Sin marcha atrás, todo el camino, tan corto, de espinos.
Vara recia aúlla con fuerza, cortando el viento, sesgando tu aliento.
Tu sonrisa de siempre, forjada a cincel, terco terco.
Voy a donde siempre torno.
Si. Estoy un segundo rato a tu lado. Casi me duermo. Pienso que soy yo quien se va de este mundo. me enseñas el camino. Me siento bien, en paz. Cero aspavientos, inmóvil. Luego me sobresalto y al irme te zarandeo. Despiertas. Te disculpas por no atenderme. Te pones nervioso. Más que hablar, ruges. Pronto nada, cierras los ojos, en tu mundo, poco que ver con el Javi de hace diez días. Así es, Javi, te apagas. Ojos cerrados. Nada. 
Hoy 15 de enero de 2014, a las 16:35, Javi se ha ido.
Disfruta en tu nueva andadura.
Publicar un comentario