viernes, 6 de septiembre de 2013

travesía BTT/ con alforjas por Eslovenia

con alforjas por Slovenija
Viajar en bici por Eslovenia ha sido lo mas parecido a  flotar sobre las nubes. Un lugar tan tranquilo, tan limpio, con sus paisajes de ensueño, sus gentes siempre atentas y educadas. Una sensación que te envuelve antes incluso de entrar en esta privilegiada tierra, y que ya nunca te abandona. Siempre agradecidos, Slovenija, nos has hecho grandes.
Aquí dejo mi pequeño diario de viaje para aquellos que quieran adentrarse en este maravilloso país en bici y con alforjas..., algunas anotaciones que iban creciendo como crecen las nubes, como crecen los sueños.




Marina Giulia
Afrontamos esta aventura mi amigo Jordi y yo. Muchas cosas nos unen. Y una por encima de todas: la pasión por la bici de montaña y las travesías en la naturaleza. Así, ni que decir tiene que mi sombra, como llamo a Jordi en alguna ocasión, ha sido el mejor de los acompañantes jamás pensado. 


Material tangible
Bicis y alforjas. Y dentro de estas, lo básico para afrontar semana y media a la intemperie. Esto es, un cultotte, tres maillots, camiseta y pantalón térmico, camiseta de algodón y pantalón largo, chaqueta cortavientos y chubasquero, ropa interior y bañador. Jabón Lagarto... Deportivas, chanclas, casco, guantes y gafas. Tienda de campaña ultra ligera, saco 5° confort ultra ligero, estera. Botiquín y aseo personal. Básico taller bici. GPS, cámara de fotos y móvil. 
Material no tangible
El afecto de los nuestros. Una voluntad inquebrantable proveniente justo del centro del corazón. 
SLOVENIJA/ Etapa prólogo. Turriaco- Marina Julia
Nos plantamos en el aeropuerto de Monfalcone como el que ve llover. Algunos autógrafos y ya está Tiziano cargando las cajas con las bicis y demás, encajándolas en su diminuto Lancia. El B&B Isonzo rezuma buen rollo. En un rato hemos armado las bicis, dispuestos a darnos un baño en el Adriático. Las indicaciones de Tiziano y nuestro olfato aventurero nos ponen en camino. Llegamos a la linea del mar cayendo la noche. La luna llena en lo alto. Un bañito y tiempo para meditar....poco, pero muy valioso. ¿Cabe tanta fortuna? Ya de regreso, la noche cerrada. 



SLO/ Etapa 1. Turriaco- Postojna
Ha pasado la noche lloviendo. Y las previsiones son de lluvia por todo el día. Me encanta navegar bajo la lluvia. Por cierto, olvidé la microSD con los mapas de los Alpes, que tanto me había costado conseguir. Las cosas del destino... Mi Garmin es la nada blanca surcada por una fina línea celeste... muy poético...
Cruzamos la frontera entre trincheras de la 1ªGuerra Mundial, por una senda empinadísima empujando como condenados, bajo la lluvia. El ambiente tan fresco, la soledad total, todo tremendamente verde. Cruzamos pequeños pueblos, vacíos, ni un alma... Nos adentramos en bosques impenetrables. El avance lento, muy lento. Llueve.
Un pueblo algo mas grande, es decir, con pequeño supermercado. Compramos pan blanco, companaje y zumo. Ahí mismo comemos, cobijados del frío y la lluvia. A la intemperie.
El viento se apodera de todo a la tarde. Salimos a pistas asfaltadas y carreteras secundarias. Los kilómetros caen lentamente mientras nos adentramos casi sin darnos cuenta en este país de cuento de hadas. 
Llegamos a Postojna de noche. Montamos el vivac, nos duchamos y cenamos en el bar del camping. La emoción esconde el cansancio de la tremenda paliza bicicletera. Dormimos como lirones bajo el estruendo del viento golpeando los inmensos árboles que nos cobijan en lo mas profundo del bosque.








en la frontera



el pensamiento vuela libre

amable Yugoslavia

el bosque protector

SLO/ Etapa 2. Postojna- Ljubljana
Bien temprano desmontamos el vivac y ponemos rumbo al castillo de Predjama, espectacular por estar excavado en la roca. Aprovechamos para almorzar. Aún apenas han llegado turistas. La mañana fresca, el cielo limpio. 
Literalmente volamos por los verdes valles del centro del país, salpicados de viñedos. Fuertes, muy fuertes, entramos en la capital a primera hora de la tarde. No cámaras de TV, no periodistas....sin hacer ruido nos dirigimos al norte de la ciudad, donde acampamos. La línea 11 del BUS nos mete en el centro histórico, peatonal, tan limpio y distendido, hordas de turistas pasean sus bellas calles... Hay tiempo para todo: para relajarse, para caminar, para hablar, para cenar y tomar alguna copa en las numerosas terrazas... A media noche la línea 6 nos devuelve al camping.
Predjama





Ljubljana





SLO/ Etapa 3. Ljubliana- Prebold
Nos despiertan otros bicicleteros húngaros que acamparon a nuestro lado. Secos y marciales... Ya en la calle, parada obligada en el pekarna de la esquina, donde desayunamos y compramos viandas para la comida. Al centro de la ciudad y luego al este, retomamos el track. Pronto estamos de nuevo en los entramados de pueblos pequeñitos, sin apenas coches, sin apenas gentes. Tan tranquilo. Ahora dirección norte, cambiamos de valle por una empinada senda, los inmensos bosques. Los paisajes ondulados hechizan, con los Alpes de fondo de decorado. Comemos en la cuneta bajo un manzano. A media tarde llegamos a Prebold. Acampamos en el coqueto Camp Dolina. Baño en piscina, lavamos ropa y paseo por el pueblo, con estupenda cena y mejor helado.
 
 


 
 
 

agrícola y ganadera



Camp Dolina, Prebold


SLO/ Etapa 4. Prebold- Maribor
Con la naturalidad de quien lleva toda la vida haciéndolo, nos despedimos de la atenta gente del camping, la foto de salida, la visita al pekarna, y ya estamos en ruta. ¡Qué felicidad! Las piernas calientan solas, la mente fantasea más allá del horizonte, fotos y mas fotos. Pegados al río Savinja entramos en la populosa Celje. Paseamos por su centro histórico. Alguna compra, y de nuevo sobre el verde manto. Afrontamos una poderosa montaña. Bosques y mas bosques. Al caer al otro lado paramos en el estupendo pueblo de Slonvenj Konjce. Tan agradable el paseo, sentados en una terraza, bebiendo Lasko y comiendo. 
A la tarde los valles ondulados, toboganes y toboganes, a ritmo infernal, entramos en Maribor con la fuerza de un ciclón. El camping chulísimo, las altas montañas nos esperan mañana. Arregladitos y con las bicis nos vamos de paseo a la ciudad. Mas lejos de lo que creíamos, nos perdemos a la ida y también a la vuelta. Alguna compra y cena en un bosnio. 
Ya en el vivac me sorprende la magia de la noche. Ha aparecido la luna entre los grandes árboles y he seguido su trazo. Las manos una sobre otra, una sonrisa inmensa en mi cara, los ojos como clavos mas allá de la luna. No se el tiempo que ha pasado, el viento ha traído una enorme nube. Creo dormir, hasta que un impresionante aguacero me despierta. De un blinco salto de la tienda y recojo la ropa tendida. El diluvio sin duda es universal. No importa. Jordi duerme como un niño. Yo tengo microsueños a cuál mas encantador. La ultraligera tienda monocapa no aguantará mucho je je. Que maravillosa sensación!
 
Celje
 




Qué felicidad! Me creía ´el ultimo superviviente...
 y mordí el polvo.










 

Monumento en Maribor en recuerdo de las víctimas
 del nacismo. La lucha continúa 1947 - 2013 
Maribor
SLO/ Etapa 5. Maribor- Slovenj Gradec
Medio desnudos, bajo el bíblico manto de agua, recogemos el vivac y nos cobijamos en los soportales de los baños. Compartimos nuestra felicidad con otros bicicleteros franceses. Escurrimos lo que podemos, rearmamos las alforjas, algo al estómago, foto de salida, y ya estamos dando pedales bajo la lluvia.
El telecabina de la estación de esquí de Maribor nos pone en lo alto de la montaña, sobre las nubes. Llueve pero no diluvia. Hemos salvado un fuerte desnivel de mas de 700 mts. 
Al momento nos adentramos por unos bosques inimaginables por su grandeza, la fuerte niebla lo impregna todo. Un mundo irreal se abre ante nosotros. La pista un sube y baja, sin perder cota. Serán horas de una soledad extrema por unos paisajes alucinantes. 
A medio día caemos a otra estación de esquí. Un estupendo bar de montaña nos espera. El sol se abre tímidamente, lo suficiente para poner a secar tienda y demás enseres. 
A la tarde, el mismo paisaje de ensueño. Hacia poniente. Pero algo no anda bien en mí. Algo no me ha sentado bien y mi estómago se revela implacable. En Slovenj Gradec no hay camping, y junto con la lluvia y mi mareante estado, buscamos cobijo en el Hostel International. Aquí pasaré una noche para olvidar... Un cólico infernal me deshidrata por completo. Ya está. Olvidada;)
 










Kozjak Pohorje








SLO/ Etapa 6. Slovenj Gradec- Logarska Dolina
Parece que me encuentro algo mejor. Mi voluntad inquebrantable se apodera de todos mis actos. Jordi ha encontrado, en domingo, un herrero que le solde su maltrecho portabultos. Qué gente mas atenta y considerada! 
Bajo una fina lluvia, el frío bien adentro, el cuerpo destemplado. Foto de salida y ya estamos dando pedales. Hoy no soy yo quien los da. Es una extraña fuerza que emana de lo mas profundo de mi corazón la que me arrastra por puertos y paisajes. Otro día sobre las nubes. Jordi armado de paciencia me espera a cada cruce. Su sombra se alarga y acorta. Siempre atenta, siempre dispuesta. Nubes y sueños, el sudor frío pegado al maillot, al culotte, al cortavientos...a todo. 
Etapa reina, casi de noche ganamos un magnífico collado donde se asienta una pequeña estación de esquí. Sin agua, algún fruto seco. Arropados hasta las cejas afrontamos el larguísimo descenso que nos ha de meter en el majestuoso valle glacial de Logarska Dolina.
Frío, lluvia, nadie. Seguimos hasta ver una casa fantasmal. A la entrada un cartel con la palabra ´sobe. Nos abre una anciana, grande y reservada, muy reservada. Por no hablar  ni esloveno se le oye. No wifi. Ya en la habitación nos quitamos el pegajoso sudor frío en la ducha, deshacemos las Ortlieb y tendemos lo básico para poder salir mañana, comemos el trozo de pan blanco y la media manzana mordida que nos queda, y ya estoy dentro de la cama. Desplomado bajo dos mantas dobles. Escalofríos. Busco mis manos. Se reúnen sobre mi estómago. Abro los codos para girarlas hacia arriba. Antes de dejar volar mi imaginación, ´arderás sin quemarte¨, entro en un profundo sueño. 


 
 
 



SLO/ Etapa 7. Logarska Dolina- Bled
Ayer pensaba que iba a caer enfermo. Ahora se que acabaré esta maravillosa locura. Cargaré las alforjas como siempre, nos haremos la foto de salida a las puertas de esta irreal casa, y al poco sentiré el frío de la mañana en mi cara, respiraré hondo, me acoplaré en la bici, y pronto mi mente volará a la estrella que me lleva.
La jornada pinta particularmente dura, con dos durísimos puertos al empezar, uno para entrar a Austria y otro para salir. Me encuentro bastante recuperado y no pierdo ritmo. Almorzamos algo entre puerto y puerto. El resto del día, en bajada, kilómetros y kilómetros, aguaceros y alguna pared para rematar las pocas fuerzas que me quedan, hasta entrar a Bled a última hora del día. Resto en la habitación de la Penzion mas muerto que vivo. Hay descanso para el guerrero. Los ojos cerrados, el cuerpo inmóvil, mi mente vuela mas allá, veloz, mas allá de la ventana, de las plomizas nubes, del espacio sideral, a tu encuentro.
Logarska Dolina
Preddvor
SLO/ Etapa 8. Bled- Kranjska Gora
Tomamos la mañana con mucho relax. Decidimos evitar el bucle que nos metía en otra laguna. Algunas compras y bordeamos el ensoñador lago de Bled. Al poco nos adentramos en el Parque Nacional de Triglav, refugiados en un bosque de hayas del enorme chaparrón. Igualmente calados, seguimos camino a la que baja la intensidad de la lluvia, que nos acompaña hasta la primera tarde, cuando entramos en Granjska Gora. Buscando el camp encontramos a todo un personaje, auténtico Robinson Crusoe: mochila a la espalda, con dos enormes palos a modo de pértigas, se desplaza por la montaña este gran hombre con una agilidad envidiable. Al cruzarnos entablamos conversación. Un libro abierto. El mejor de los libros. 
De últimas, ante la insistencia de la lluvia, buscamos una pensión en el pueblo. Paseamos a la tarde, las verticales paredes del Triglav juegan al escondite entre nubarrones. Engullimos en una estupenda pizzeria austríaca y de vuelta. 
Bled





Parque Nacional de Triglav

Kranjska Gore

SLO/ Etapa 9. Kranjsca Gora- Kanal
La parada en la pekarna del pueblo sabe a gloria. Nos adentramos en las poderosas montañas y pronto las primeras paredes del temible puerto de Vršič. A buen ritmo damos cuenta de el. Sobrecogidos de emoción nos hacemos las fotos de rigor en lo mas alto, y con toda la ropa que tenemos nos dejamos caer por la profundísima garganta del río Soča.
Paramos en Bovec a dar un bocado. Por estas tierras filmaron películas tan fantásticas como "Crónicas de Narnia", "El señor de los anillos", y otras.... no es extraño; la brutalidad del territorio lo explica todo. Pegados al poderoso río deshojamos kilómetros y mas kilómetros en ligero descenso. La sensación del trabajo hecho, las piernas rotas y mas fuertes que nunca. Los dientes apretados, la bici en las entrañas.  
Entramos en Kanal con la última luz del día. El vivac pegado al soberbio río. Comemos sobras que encontramos en las alforjas y nos vamos al pueblo a beber. La fluida conversación se enreda con las Lasko y con los was. El trabajo hecho...








Valle del Soca






Kanal
SLO/ Etapa 10. Kanal- Turriaco
Hemos dormido profundamente. La enorme humedad ha calado hasta dentro de las Ortlieb... Muy temprano, lentamente, desmontamos el vivac. Una extraña sensación de pérdida nos invade, sin remedio. Apenas hablamos. El pekarna del pueblo, el desayuno como indigentes a las puertas del ayuntamiento. La vida a la intemperie.... hechizados.
Circulamos lanzados por una carretera con bastante tráfico, fuera de nosotros, sin remedio... Llegamos a Nova Gorica. Como perros callejeros, sin rumbo ni destino. Arriba y abajo, vueltas y vueltas, tomamos algo en un parque. Sensación de pérdida.... apenas hablamos. 
Finalmente ponemos rumbo a Turriaco por la parte eslovena. De nuevo los pueblecitos, el intenso verde que duele, lágrimas en los ojos. Otras trincheras, la misma frontera. Al entrar en Italia paramos en el bello pueblo de Doberdó di Lago, donde comemos en una estupenda trattoria. La primera tarde nos sorprende en casa de Tiziano con la puerta cerrada. Le llamamos y nos cita en el rio Isonzo/Soča para bañarnos. Hacia allí nos dirigimos. Bañados, soleados, meditados, llega Tiziano con su novia Alicia. Su fuerza nos arrastra. La melancolía queda tapada. Las risas y las bromas se apoderan del ambiente. Después de un nuevo baño, Tiziano ha de trabajar y nosotros decidimos hacer la etapa final.
 

la últims frontera...




SLOVENIJA/ Etapa final. Turriaco- Foce dell´Isonzo
Armados con un mapa para turistas que nos proporciona el gran Tiziano, recorremos los últimos kilómetros del omnipresente río hasta su desembocadura. Cargados hasta arriba con las alforjas, desfondados por el esfuerzo acumulado, la nostalgia a flor de piel, la noche en lo mas alto. De vuelta en Turriaco tomamos unos panini y unas birras en el bar de la plaza. Tiziano nos espera en su estupenda casa con una sorpresa: nos ha reservado la suite principal del B&B con todo tipo de lujos. Que grande!! 
A la mañana preparamos las cajas y nos vamos a pasear al río. Baño y luego entramos a comer en La Barraca del Pesce. Genial. A las dos en casa. El diminuto Lancia nos acerca al vecino aeropuerto. Las horas contadas y estaremos volando. Sobre las nubes, y mas allá de las nubes, donde crecen los sueños.
Foce dell´Isonzo

Casa de Tiziano / B&B Isonzo, Turriaco
Agradecimientos
A familiares y amigos por su infinita paciencia.
A TJ Bikes de Mutxamel y a Bicicletas Ochoa de El Campello, por preparar las bicis con esmero, para no tener que preocuparnos más que de disfrutar. Hemos paseado vuestros maillots por tierras extrañas con orgullo torero.
Al B&B Isonzo, por el maravilloso trato recibido. Una estupenda casa desde donde conocer una tierra sin par, Friuli Venezia Giulia. Y en especial a su dueño, Tiziano, un amigo con una alegría y fuerza poderosa.
A Ryanair, por transportar nuestros enseres en la panza de sus aviones como madre enamorada. 
A Kikemontanbike y su aventura eslovena, que sirvió para que nuestras mentes echaran el vuelo; y sus tracks, básicos, sin los cuáles esta travesía hubiese sido, cuando menos, otra cosa.
Y gracias también al Centro Excursionista de Alicante, y en especial a su presi, nuestro querido Alberto, el irrepetible Capitán Pedales, cuya travesía por estas tierras en octubre de 2007 nos ha sido de inestimable ayuda, junto a mapas y consejos.

Todos los tracks en
mutxabtt.wikiloc
aquí


Publicar un comentario