martes, 13 de junio de 2017

BTT/ La Replana

LA FE MUEVE MONTAÑAS
La Replana, como se conoce al punto más alto de la Sierra de la Argüeña, convertido en objeto de deseo desde hace algún tiempo. Y es hoy, con el sofocón del verano ya instalado, cuando decidimos cobrarnos la presa. 
LA REPLANA, 1239 metros

Muy temprano en Petrer para que el sol no nos castigue en exceso, y de primeras el camino cortado. Imposible seguir. Barajamos varias posibilidades: cambiar el plan, volvernos a la cama, irnos a misa..., y por último levantamos la vista del GPS y dejamos que nuestro olfato encuentre la salida, como en los viejos tiempos..... Es así como primero caemos por debajo de la autoría, en un túnel lleno de agua; luego por casas y fábricas el siglo pasado en las afueras de Elda; el Vinalopó, que cruzamos un par o tres de veces y en todas nos comen los mosquitos; más de una vuelta atrás...., y todo y más y seguimos avanzando hasta por fin cruzar por última vez el Vinalopó, cruzar la vía del tren, y cruzar la autovía para entrar de nuevo en el track. Mas contentos que si hubiésemos ganado la cumbre y no hemos hecho más que empezar...      
Ahora sí corren los kms y vamos ganando la cara norte de la Sierra de la Argüeña. Siempre en subida, es realmente en la Font del Llop cuando se desatan las hostilidades. Cuestas bien duras y pedreras que nos obligan a descabalgar. Poco a poco más alto, y así hasta un precioso collado donde se abre a nuestros pies las tremendas vistas de la Foia de Castalla y el Alacantí. El giro a derechas para tomar una pista con una fuerte pendiente. Toca empujar la burra un buen rato y ya en lo alto tomamos una senda que nos pone en el soñado Vértice Geodésico. Estamos en la mitad de la ruta y lo que nos queda es bajar. Una bajada que será igual o más dura que la subida. Con el sol instalado ya en lo más alto, desniveles de vértigo, pedreras para llorar, y encima va Fernando y se lleva un fuerte golpe en una pierna y se tuerce el tobillo....112, 112..... Con pies de plomo vamos bajando. Paisajes nuevos se abren a cada pedal. Vamos buscando el Camí Vell de Castalla, y cuando damos con él seguimos con la misma dinámica: un rato caminando y otro también jeje Ya en la parte baja entramos en una estupenda senda y al rato tocamos asfalto, que ya no abandonamos hasta entrar de regreso en Petrer.
Font del Llop
Foia de Castalla desde la subida a La Replana
   Todo parece tan fácil, te montas en la bici y sigues un track. Si si, fácil fácil. Y si las cosas fallan pues no pasa nada. Vas y mueves la montaña con tu extraordinaria fe.
Petrer

martes, 6 de junio de 2017

BTT/ Vuelta a las Sierras de Cantalar, Almirante y La Safor

LEVANTE en  JUNIO
´Cuando te vas es porque ya te habías ido´, Proverbio español
Qué delicia entrado Junio disfrutar de un día nublado con viento de Levante y la permanente amenaza de lluvia. Con el verano llamando a la puerta, el tiempo nos regala pequeñas maravillas para quien sabe verlas; eso sí, al primer pedal  ya se apodera de todo la tremenda humedad, que casi echa al traste la muy particular ruta del inigualable Aníbal que ha caído en nuestras manos. Solo nuestra moral inquebrantable hace que no recurramos a atajos, al 112 u otras abominables artimañas... 
Con una primera parte con la bici a cuestas para entrar y recorrer el fabuloso Barranc de l´Encantada, y otra parte, el resto, un recorrido donde predominan las pistas, bien alquitranadas, hormigonadas o pistas a secas, y también alguna carretera secundaria, y con dos subidones bien exigentes: la subida a la Sierra del Almirante desde Benisili y la subida al Circo de La Safor desde la Font de La Reprimala. 

Desembarco junto a mi hermano vagabundo en Beniarrés y ponemos rumbo a su Pantano, y al pasarlo tomamos una pista en fuerte subida que nos adentra por la quemada Serra Cantalar dirección Barranc de l' Encantada. Enseguida pie a tierra, casi toda la subida y luego un buen tramo por dentro del fabuloso Barranco. A la salida nos desviamos para ir al Gorg del Salt, estupendo rincón para bañarse. Ya de vuelta continuamos dirección Benisili en la Vall de Gallinera, donde, ¡cómo no!, nos ponemos hasta las cejas de cerezas. Visitamos el pueblecito y repostamos en su mirador, sabedores del esfuerzo que nos aguarda para coronar la Serra de l'Almirall. El cuestón no tiene desperdicio: un par de kms al 15%, con tramos por encima del 20%. Una vez arriba toboganes y más toboganes, y las impagables vistas de la Vall de Gallinera con sus farallones característicos de la Sierra de la Foradá y el Miserat. Recorremos un buen trecho por la hasta hoy desconocida Sierra del Almirante para caer de últimas a La Llacuna, precioso valle rodeado de montañas que en los años 60 sufrió un ataque de 'chaletitis. Aquí nos sorprende la lluvia, si bien remite enseguida, haciendo la bajada del Puerto a Villalonga con seguridad. Pasamos rápido el pueblo, engalanado de comuniones, y encaramos el congost del Río Serpis. En la fuente de La Reprimala nos remojamos y comienza la durísima ascensión a La Safor. Un primer tramo para 'calentar' hasta la Cantera, y de aquí cuestones y más cuestones rondando el 15% de desnivel y más. Cuando por fin ganamos el collado, donde nace la senda que corona la Sierra de La Safor, aún nos quedan unos cuantos sube bajas por la parte alta de la montaña hasta llegar a la Font dels Olbits, donde reponemos agua, comemos lo que nos queda y disfrutamos del preciso momento en que se para el tiempo con las increíbles vistas de la Montaña Sagrada, el Benicadell, enfrente. De vuelta al camino principal volamos el vertiginoso descenso al pueblo de L' Orxa, donde tomamos la Vía Verde del Tren Chicharra que nos ha de devolver al punto de partida.
Serra Cantalar
Barranc de l´Encantada
Gorg del Salt
Benisili
Alpatró, la Vall de Gallinera
La Llacuna
Al fondo, Castell de Vilallonga.
Font de La Reprimala
Circo de La Safor desde la cantera.
Font dels Olbits
Al fondo el Benicadell
Antigua Fábrica de Papel y Castillo Templario. L´Orxa. Al fondo, Serra Ador.
Antigua Estación del Tren Chicharra. L´Orxa
El Benicadell desde Beniarrés

martes, 23 de mayo de 2017

CRT/ Vuelta a las Sierras de Benicadell, Ador y La Safor

...* v u e la o r c a     ....
Las carreteras del norte me reciben con los brazos abiertos, y ahí voy, a toda mecha. Salgo de Muro como una exhalación y trepo la cerrada garganta que separa las sierras de Mariola y Agullent. Y antes de llegar a Agres pincho. Rápido el coche de asistencia me da una nueva montura y gano el Alto y ya vuelo pasada Alfafara el barranco de Ontinyent. Luego por el Camí Vell d'Agullent, y ganado este pueblo enseguida Benissoda y Albaida. Algo de tráfico en esta zona para luego rodar prácticamente solo por la carreterilla de montaña que pasa por todos los bellos pueblos de la Vall d´Albaida, el Paraíso. Pasado Llocnou de Sant Jeroni me dirijo a Castellonet de la Conquesta pensando que hay un paso carretero para llegar al pueblo de Ador. ERROR! Me toca volver. -"Bien bien, un poquito de investigación", pienso. Caigo al pintoresco Alfauir y por la vía de servicio pegada a la autopista gano Palma de Gandía, Ador y por fin la deseada Vilallonga. Con 80 kms en las piernas y un acumulado que ronda los 1000 metros afronto el gran reto de la ruta: el Puerto de La Llacuna, que me ha de devolver a tierras alacantonas. Cinco primeros kms bien duros, con pendientes mantenidas por encima del 12-14%. Luego, en la Urbanización La Llacuna, respiro al 5-7%, para tener un arreón final por encima del 16%. Los cerca de 10 kms de puerto se hacen sin tráfico y con unas vistas excepcionales. Luego arriba los paisajes de montaña: La Safor, Vall de Gallinera, el Benicadell... IMPRESIONANTE! -"También la bici de carreras me mete en los grandes espacios olvidados".... Un cruce a derechas para bajar a L´Orxa con un tramo muy roto, pero mucho. AL LORO!! Ya en L´Orxa la última volada para entrar en Muro junto al rio Sérpis.