domingo, 26 de marzo de 2017

CRT/ Coll de Rates y Casas de Bèrnia desde Calpe

Los puertos míticos /y III
RATES i CASES
Junto a BigBraceli, rueda a rueda por las Marinas, Baja y Alta, a cuál más bonita. Serpenteando las carreterillas en el luminoso y ventoso día. Ahí vamos por territorios conocidos y otros no tanto, la charla fácil y el pedal con mucho flow, puro slow ride, pasan los kms arriba y abajo, los puertos míticos. 
Cala Fustera

Dos puertos indispensables del panorama alicantino con salida desde Calpe a nivel del mar. Bien temprano con poco tráfico enseguida enfilados mas allá de Altea la Vella y Callosa d' en Sarrià. Siempre en subida es realmente en Bolulla cuando hay que sacar el hacha. Y se saca y nos plantamos en Tárbena como si nada, y seguimos subiendo tan plácidamente hasta ganar el mítico Coll de Rates. Las fotos de rigor y toda la ropa para bajar a Parcent. Ya abajo enseguida en Alcalalí y una pequeña tachuela para entrar en el barranco de Llosa de Camatxo, y mas abajo en Pedreguer. Mucho tráfico por Gata de Gorgos y sin descanso enfilamos la carretera a Xalò. El viento se ha levantado hace rato y ahora lo tenemos de cara. Aun así ganamos Xalò y encaramos el segundo puerto del día. Largo y mantenido a un 6-8% llegamos a Masserof algo tocados. Descanso con dátiles y volamos el último tramo a un 10% hasta lo mas alto del Coll de Casas de Bèrnia. Caemos emplomados a Benissa, que cruzamos raudos y nueva tachuela a Benimarco. De aquí la bajada fantástica a Cala Fustera y por la línea de costa de vuelta a Calpe.
El último almendro en flor
La Foia Fonda dominada por el Castell dels Moros, Tárbena
Sierra de Bérnia
Pinos. Al fondo a la dcha. la Serra d´Oltà
Calp

miércoles, 22 de marzo de 2017

BTT/ SanVicente- La Moleta- Mutxamel


LAS TIERRAS MEDIAS IV/
piesmojados
verTRACK/ LA MOLETA
Sin ir muy lejos, a la vuelta de casa, encontramos tierra media. La inmensa mole de La Moleta, la típica montaña que no visita ni diosss. Desapercibida, desaparecida. No llama la atención, no es fácil alcanzar su cima. Por lo empinado y por lo complicado que es dar con el camino, emboscado bajo la vegetación. Y sin embargo guarda un tesoro 5 estrellas: unas vistas privilegiadas sobre el soberbio Pantano de Tibi y el caos de montañas del Monnegre y el Maigmó. 
La Moleta. Al fondo, el Maigmó
La aproximación por asfalto sin más hasta el puente de la vía de servicio del Maigmó, donde entro en el Barranco de las Ovejas. El reventón de lluvias caídas este invierno han dejado los caminos y sendas del Alacantí en piedra viva, desnuda y afilada, un paisaje ultralunático. Algunos tramos pie a tierra y de golpe el agua, hilos de agua en el fondo del barranco que borbotean de salto en salto, ¡lo nunca visto! Impactado por la visión del agua corriendo le doy caña al rock y aprieto los dientes y venga a subir. Toca a su fin el primer arreón y sin tregua la bajada de vértigo al río Verde, con algún despiste incluido... Ya en el lecho sorprende la enorme cantidad de agua que baja, abriéndose el río en varios brazos. Zigzagueo como puedo buscando un paso para cruzarlo y de últimas si o si toca mojarse, ¡qué placer! Del otro lado la rampa bien dura y más adelante la pista rota y pedregosa. Sin descanso al collado de La Moleta, donde nace una senda casi invisible que tomo a derechas, y a veces montado y a veces empujando llego a lo alto. El alucinante mirador sobre las tierras alacantonas, ¡la millor terreta del mon!, bien ha merecido el esfuerzo. Luego la rápida bajada me pone sobre el asfalto de la carretera de Monnegre, de vuelta a casa. 
Barranco de las Ovejas
Río Verde


Penya Reona desde Alto de La Moleta





lunes, 20 de marzo de 2017

BTT/ Mazarrón- Cabo Tiñoso


C A S T I L L I T O S
El invierno va quedando atrás y antes de que el sol apriete mas de la cuenta nos escapamos a las costas de Mazarrón y el Parque Natural de Cabo Tiñoso. El día soleado y fresco, con ligero viento de tierra que hace que salgamos con toda la ropa que llevamos. 
Bolnuevo despierta tranquilo y más tranquilos vamos nosotros, disfrutando de los bellos rincones de estas costas murcianas. Un buen puñado de kms seseando de cala en cala, mmmm el slow ride, qué gran invento! Tan pausados vamos playa tras playa a cuál más bonita..., y venga fotos! Y al final de la hermosa bahía, bajo la inmensa mole del Cabo Tiñoso, el poblado pesquero de La Zahoía, donde almorzamos y nos disponemos a cambiar el chip turístico-disfrutador por el de avezado biker. Así, dejamos el asfalto y nos adentramos en ligera subida por un barranco que nos lleva a la solitaria aldea de Campillo de Adentro, donde cogemos la carreterilla que entra en el Parque Natural, ganando rápido altura. Al rato tomamos una senda a izquierdas bastante rota y peligrosa pedregosa, que en bajada nos lleva a una estupenda cala. Estamos más solos que la una en un paraje agreste en medio de la bahía de Cartagena. La paraeta para comer y luego tumbados como lagartijas sobre la roca echamos una siesta de campeonato. Pasan los minutos, las horas, las vidas, y ahí seguimos, sin mover un músculo, con el casco de las bicis tapando la cara como el malo de la peli del oeste..., spaguetti-western..., solo el sonido de las olas rompiendo en las rocas y el vuelo de las gaviotas.
Cargadas las pilas nos ponemos de nuevo en marcha. Este tramo si bien es todo en subida, la senda está en perfecto estado, no teniendo que descabalgar prácticamente en todo el trayecto. Así ganamos los Castillitos, antiguas baterías del ejército en lo alto de Cabo Tiñoso, abocados al intenso mar, magnífica atalaya entre las bahías de Cartagena y Mazarrón. Las fotos de rigor y de nuevo sobre las bicis nos queda la potente bajada para caer a La Zahoía, donde tomamos postres y café, y deshacer la linea de costa de vuelta al punto de partida, esta vez sin fotos y los paseos de los pueblos con las gentes disfrutando de la luminosa tarde.
BOLNUEVO
MAZARRÓN
ISLA PLANA
CAMPILLO DE ADENTRO
CALA SALITRONA
BATERÍA DE CASTILLITOS
BAHÍA DE MAZARRÓN DESDE CABO TIÑOSO

jueves, 16 de marzo de 2017

BTT/ Riopar- Batán del Puerto

fabulosa  R I O P A R  
Sierra de Alcaraz y Sierra del Agua
verTRACK/ Riopar- Batán del Puerto
Un fabuloso paseo por algunos de los rincones maravillosos que esconden la Sierra del Agua y otras. Una locura de montañas arracimadas en torno a Riopar, las sierras albaceteñas, paraíso para la bici de montaña. 

Salimos bien temprano de Riopar Viejo, magnífica atalaya en medio del valle, y ya al lío venga a subir en busca del Puerto de las Crucetillas. En el alto charlamos con un ciclista del lugar que se presta a hacernos de guía, y así pone nombre a todo lo que nos rodea. Bajamos un rato por asfalto hasta un cruce a izquierdas, ¡cómo no!, que por estupenda pista y en suave pendiente nos acerca al Pico Almenara, la mayor altura de la Sierra de Alcaraz. Ganamos La Lagunilla y entramos en bajada en el Arroyo de la Fuenfría, que hacemos hasta su fuente. Más allá, por el Arroyo de la Peñuela, la senda siempre soñada, parajes alucinantes de inigualable belleza hasta entrar en el pueblecito de Batán del Puerto, donde se juntan un sinfín de arroyos para ver nacer el bravo Río Madera. Impactados por lo vivido, nos sentamos en la terraza del único bar, regentado por la dulce y bella María, y degustamos un bocata de chorizo majestuoso y una cerveza Estrella Galicia mmmmmm q rica!! (esto de sentarse en los bares a mitad de ruta....peligro peligro!).
Algo mareados y bastante desorientados salimos de Batán del Puerto a trompicones..., y ya sobre la senda buena remontamos el Arroyo de los Endrinales. Parajes de ensueño hasta una cerrada donde cruzamos el río ...a izquierdas, para adentrarnos en la Sierra del Agua por una profunda garganta, siempre en subida buscando el Collado del Judío, el cielo en la tierra... Echamos el rato absortos para luego visitar el mundialmente famoso Pino Gordo del Toril. Y comienza la cuarta? trialera de vértigo de la jornada. Los dientes chirriando y venga a bajar, solo paramos para tirar fotos, es decir, unas cuantas veces... Llegamos a La Toma del Agua y más adelante a El Lugar Nuevo y El Gollizo. Aquí ganamos altura por detrás de una cantera, para luego dejarnos caer por la última trialera del día. Adrenalina pura para entrar en Riopar, que duerme la siesta. Por el Río de la Vega hasta la falda de Riopar Viejo, que atacamos en fuerte subida para cerrar una jornada betetera realmente memorable. 
El Pernales desde Riopar Viejo
Río Madera
Pino Toril