jueves, 21 de marzo de 2013

ELS PORTS// diario de viaje

VIAJE A ELS PORS. HORTA DE SANT JOAN. 15-19/MAR/13
Día uno. 
La llegada nocturna no nos permite reconocer la zona. El impacto a la mañana siguiente es total. La zona de acampada Els Ateus es una zona amplia preparada con árboles de sombra (en esta época pelados) y una caseta de duchas y aseos y otra para hacer fuego. No hay ni Diossss. Un cartel indica que Sandra, el encargado, vendrá a cobrar je je (estuvimos 4 noches esperándola;))
Al poco, desayunamos y nos ponemos en marcha. El plan, unir dos rutas senderistas: la cova de Picasso y Els Estrets. 
Enseguida llegamos a La Franqueta, y tras unas vacilaciones, damos con el camino que nos aproxima a la cova de Picasso. Pronto entramos en un estupendo bosque, y tras un rato de pateada llegamos a la ansiada cova.  Bastante decepcionante, se trata de un pequeño abrigo, donde Picasso y su amigo del poble, Pallarés, se hicieron fuertes durante un verano en su adolescencia. Continuamos camino, caemos al río, y más allá a una antigua explotación de mármol rosa, y más allá, y tras subir un escarpe, llegamos al Más de Quiquet, y también al Más de Toni. Ya de regreso a La Franqueta, enlazamos con la senda que, pegada al río Estrets nos ha de llevar a un impresionante desfiladero. La caminata es larga. Comemos al lado de un salto de agua. Cruzamos el río y entramos en el desfiladero. Sin duda, una joya de la naturaleza. Caminamos impactados por la grandeza del lugar. Vemos cabras montesas y buitres. Lo recorremos enterito, y tras una micro siesta y después de haber entrado a un abrigo en la roca, deshacemos la senda de vuelta a Els Ateus. Los 15 kms y las casi 7 horas de caminata nos saben a gloria. Primer día aprobado con nota. Hace frío, recogemos leña y nos hacemos fuertes en la caseta de barbacoas. La cerveza, el vino, la potente hoguera, y al poco llega un pequeño coche con 4 machotes. Resultan ser valencianos, deportistas dedicados al menester de bajar barrancos enfundados en trajes de neopreno (hay gente para todo!!). Muy simpáticos, compartimos mapas, sacacorchos, hoguera, y sana conversación. 
















Día dos. 
He dormido de un tirón. Despierto con la primera luz del día. Al poco suena el despertador. Lo apago rápido y me incorporo. No llueve, de forma que pongo en marcha el plan A: escapada express BTT. Ya vestido de romano, tres galletas y una onza de chocolate en el cuerpo, una fotito, y en marcha. 
Al poco en la Franqueta, tomo una pista ancha que sube y sube. Tres collados y casi 8kms de ascensión hasta llegar al comienzo de una trialera. Entro en ella. Será una auténtica tortura. Se trata de un embudo con una pendiente vertiginosa, repleta de piedras, agua, y lo mejor, cientos de pinos caídos, rotos de cuajo por la acción del peso de la nieve , que hacen casi imposible el avance. Serán casi 2 kms auténticamente duros. Cuando a lo lejos diviso el Más de Pau, se dibuja una sonrisa en mi petrea cara. Sin embargo, las trampas no han hecho más que empezar. Por lo pronto, para llegar a él he de cruzar el crecido río Arnes. Es un brazo de agua tremendo. Tras salvar el estado de shock, encaramado entre piedras y con la ayuda de la bici, logro pasar al otro lado. Subidón de alegría, unas fotos y tomo una pista ancha bien chula. Pienso que si es así hasta el pueblo de Arnes, recuperaré el tiempo perdido en la trialera imposible. Sin embargo, no han pasado ni cien metros y ante mi de nuevo el imponente río. Vadearlo cuesta lo suyo pero consigo pasarlo. Y al poco de nuevo la misma. Esta vez no hay piedras ni na de na!! Asumo lo que hay y cruzo el río tan ricamente con el agua por las rodillas. Así será unas diez o doce veces más. El agua no parece tan fría, si bien siento los dedos de los pies congelados. Llego al Toll del Vidre, un espectacular salto de agua. Más allá, tras un descenso, cruzo nuevamente el río y sigo la pista en ascensión. Veo que he salido del track. Debería regresar y entrar en el río. Esto significa más agua. Compruebo el mapa en el GPS y decido seguir por la pista. Buena decisión. El camino forestal me lleva a Arnes, y algo antes de entrar en el pueblo carteles indicando el camino a Els Estrets. Estoy salvado. Llueve tenuemente. Tras caer de nuevo en el track, decido seguirlo. De nuevo aventura. Otro peligroso cruce de río, y por fin entro en Els Estrets. Tan majestuoso. El día más gris no puede ser. Ya lo recorrí ayer con la tropa. Esta fría mañana solo. A toda leche. Alguna foto, claro, con la bici y de romano. Han sido 3h 30', 28kms, 800m+: BTT express. 
Ya en Els Ateus, la tropa de tranqui, rápido me ducho, visto, preparo las bicis en la Cali y salimos cortando para el pueblo de Horta de Sant Joan. 
Pueblo antiguo y monumental, visitamos también el Museo Picasso. Comemos en un bar de la plaza y ponemos rumbo a Les Roques de Benet. Dejamos las furgos en la base y comenzamos a andar por pista ancha. La mole impresiona, cada vez más cerca. No vemos la senda de subida a Les Roques y continuamos por la pista. Un segundo desvío si lo cogemos. Nos damos cuenta del error cometido, pero ya es demasiado tarde. Caminamos hasta un collado. Nos cae la niebla. En la bajada, decidimos hacer la ruta circular. Al poco, la pista se convierte en senda. Ayudados por el GPS, nos adentramos en un estupendo bosque. La senda de bajada chulísima. Disfrutamos un montón. Fotos y más fotos. La luz cada vez más escasa. Cruzamos un arroyo y al poco llegamos a los coches. 5'5 kms, 370m+. Una estupenda caminata.
Llegamos a Els Ateus de noche. Preparamos la hoguera y cenamos. Ha sido un día tremendo. Lleno de aventuras en la montaña. Bien temprano con la bici solo. Y acabando el día medio perdidos con toda la tropa. No son las diez y las peques ya duermen arriba. Llueve. La Jose aún en la hoguera con la familia VP. Yo aprovecho para ordenar este texto, estupenda referencia para hacer crecer el blog. 












Día tres. 
Intuyo el amanecer. Pero hoy toca descansar. Me doy la vuelta y sigo durmiendo. Durmiendo? Bueno, ahora toca una de sueños incómodos, extraños, de esos que te vas despertando e intentas cazarlos, recordarlos....poder contarlos luego, cuando te levantes, aunque para entonces ya no merezcan la pena, o no tengan ningún sentido, o te estés inventando la mitad....o más.... 
Que a gusto, dejar que las mujeres se despierten a su aire, sin prisas, yo el último....
Hoy, verano azul. Nos espera la Vía Verda de la Terra Alta. De Horta de Sant Joan a El Pinell de Brai, y aún más allá, ya en tierras del Baix Ebre. Cuando a eso del medio día llegamos a la antigua estación de trenes de Horta, el viento y el frío nos hacen pensar en lo estrambótico del atrevimiento. Pero nadie comenta nada. Descabalgamos las bicis de las furgos, nos arropamos con todo lo que tenemos y nos ponemos en marcha. El viento en la espalda y la ligera pendiente hacia abajo....avanzamos sin dar pedales, que gusto!!  Sucesión de túneles, todos iluminados, afuera el sol, y los estupendos paisajes de la Terra Alta, con sus escarpes, bañados por el omnipresente Riu Canaletes. Bot, Prat del Comte, Pinell de Brai...., de últimas, tras haber recorrido unos 20 kms, decidimos dar la vuelta. Destino, el Monasteri de la Fontcalda. El sitio es magnífico. Nos da la bienvenida, sobre el puente, un ciervo. Mas allá su familia. El río se enreda entre unas paredes de vértigo, comemos, sesteamos, paseamos arriba y abajo, nos bañamos las piernas en las aguas calientes de la Fontcalda....
Ya de vuelta, toda la tropa se porta estupendamente, y aunque ahora si toca pedalear, el viento ha caído, y los magníficos paisajes y las cosas de los peques hacen que el paseo sea realmente agradable. Llegamos al punto de partida casi anocheciendo. Cargamos y ponemos rumbo al Monasteri de Sant Salvador, donde hoy se celebraba una romería. Tanto el monasterio como los alrededores nos dejan impactados. Lástima que sea tan tarde. Ya noche cerrada. 
De regreso a Els Ateus, comprobamos incrédulos que han llegado tres autocaravanas brrrrrr Nos han birlado nuestro sitio para hacer la hoguera y cenar. Toca improvisar entre los vehículos. Y de que manera!!!  Nada nos para. Arroz, huevos, carne, fruta. Menuda bacanal!!  Ya cenados, entre chistes de los peques y partidita de cartas, Moisés dando cabezadas, y el zorro dando cuenta de la bolsa de basura que hemos olvidado afuera....






















Día cuatro. 
6:30 de la mañana. Escarcha. Garmin reza -2°. Una cuajada y ya estoy sobre la cabra. No tengo claro el track. Cuando llego a La Franqueta decido pasar de él y tiro por la pista que va a la Cova de Picasso. Más allá, un cartel indica Barranc de Vall de Uixó. La pista sube y sube. El frío, intenso. Un collado y entro en una cerrada espectacular. Abajo se ve como una balsa enorme. Hacia allí me dirijo. Un barranco imposible aguas abajo. El camino se pierde. La única salida volver sobre mis rodadas. De vuelta en La Franqueta, tras dos horitas de paseo en vertical, los pies helados, decido regresar a Els Ateus. La misma escarcha. 
Con el sol ya alto, la mañana espléndida, desayunamos afuera, entre las furgos. Todo un regalo. 
Rumbo a Miravet, paramos en El Pinell de Brai. Compramos vino de la Terra Alta. Paseito y seguimos la marcha. Ya en Miravet subimos al castillo y comemos en el Molí del Xim. Buenísimo y baratísimo. El paso del río Ebro en barca no lo pueden hacer la familia VP con su autocaravana. Esto huele a despedida. Restan unos kilómetros a Tortosa y ....algunos más de autopista a casa.

















pincha aquí para ver track SEND/ cova Picasso+Els Estrets d´Arnes
pincha aquí para ver track BTT/ Els Estrets d´Arnes
pincha aquí para ver track SEND/ Roques de Benet
pincha aquí para ver track BTT/ Via Verda Terra Alta
pincha aquí para ver track BTT/ Els Ateus-Vall de Uixó


Publicar un comentario