jueves, 27 de octubre de 2016

CRT/ 2ORCA Tibi- San Vicente- Agost

2 ORCA
Reconociendo las distancias alacantonas, volando los pueblos satélite a lomos de la bella Orca, tan suave y tan briosa, y al tomar la curva la desgracia en forma de ciclista tirado en el asfalto, quieto, o casi. Y otro ciclista haciéndole un masaje cardíaco entre la vida y la muerte. No reconoces nada. Nada sabes de lo que ha pasado. Y ahí estás, tumbado inerte en el asfalto, quieto. Que no te muevan, que no te hablen, que pase todo ya. A veces los sueños son suaves y briosos, como la novia que tuviste allá en la dulce vida.
Publicar un comentario