miércoles, 23 de octubre de 2013

aprox///

Todos los viajes son diferentes. El mismo viaje es diferente. Cuando lo piensas, cuando lo realizas, cuando lo sueñas, cuando lo dibujas y escribes, y mas tarde, cuando el boceto toma fuerza, y lo reescribes.
Todos los viajes son el mismo. Con la VISA echando humo o como un perro indigente, si te desplazas unos metros para comprar el pan o haces el viaje de tu vida. Si montas en aviones supersónicos o caminas descalzo en un mar de piedras.
No esperes que nadie te acompañe en este viaje, pues siempre estarás solo. No busques el aliento de congéneres, no intentes escudarte. 
Nadie va a viajar por ti. No quieras viajar por otro. Pon los pies en la tierra. O mejor déjate volar. Piérdete.
Si decides viajar, hazlo

Publicar un comentario