lunes, 30 de noviembre de 2015

BTT/ Alpera- Alicante

c  r  a  z  y  C  A  B  R  A    w e e k e n d
Un fin de semana muy especial por dos motivos: por un lado el fin del traslado de la tienda SPORT-BIKE y por otro la llegada de Florian, que junto a su amigo y compatriota Lars forman el genuino y muy bloguero CRAZY CABRA, a tierras alacantonas directo desde la fabulosa Irán, allá por Asia Central.
Todo se desarrolla tipo relámpago: el inminente traslado de la tienda Sport Bike Alicante al Barrio de Carolinas hace que la mudanza no pueda esperar, convirtiéndose la misma en una auténtica locura. Sin demora, me sumo a los trabajos de desmantelamiento y traslado en auxilio de mis amigos en una pavorosa carrera que ya les dura mas de una semana. Todo va tocando a su fin. Bicis, herramientas, mostradores, escaleras, mas bicis, escaparates, ¡qué se yo!!! Sin tiempo para las lágrimas, solo la mirada adelante. Una puerta se cierra y otra se abre.
Con la noche cerrada, cambiamos el camión de mudanzas por la furgoneta de SPORT BIKE, y el mono de trabajo por el traje de romano. Lanzados por la autopista hacia la meseta castellana en compañía de Jesús, que al día siguiente regresa con el coche. En un visto y no visto, compartiendo mesa en el Mesón EL Cazador de Alpera junto a Salva, Lars y Florian. En la divertidísima velada, cenamos como si no hubiese un mañana. La fiesta parece no tener fin, y cuando de últimas doy con mis huesos en la gélida cama de la gélida habitación del Hostal El Cazador, sé que antes de cerrar los ojos voy a estar vistiéndome para bajar a desayunar.
Frescos como lechugas ahí vamos los cinco ciclistas y Florian con su espectacular TTT /Trailer Todo Terreno/ por la limpia Castilla en la fría mañana. Entre risas avanzamos por las faldas de la Sierra del Mugrón y en un descuido Juan sufre una aparatosa caída. Hará el resto de la travesía con la muñeca inflamada (la profesión va por dentro...) A media mañana entramos en Almansa, donde almorzamos.
Entre pinchazos y algún despiste de navegación ganamos La Encina, Caudete, y entramos en tierras alacantonas, sentándonos a comer unos deliciosos bocatas de tortilla y longaniza en la muy noble y señorial Villena.
De nuevo en el camino volvemos a sufrir mas averías, que solventamos sin mancharnos, como quien ve llover, en un abrir y cerrar de ojos..., -"ah, pero habías pinchado??"
Van cayendo los pueblos Santa Eulalia y Sax, Elda-Petrer..., y la noche que se apodera de todo, y el frío intenso junto al Río Vinalopó, y las lucecitas de las bicis que vienen y van. En Novelda nos despedimos de Salva, que sigue camino de Elche. El resto hacia Agost, donde comemos lo poco que nos queda, Sant Vicent del Raspeig y entramos en Alicante a las 9 de la noche, casi 12 horas después...

Sin duda una jornada inolvidable, repleta de anécdotas, donde un grupo de amigos hemos hecho lo que mas nos gusta: darle rienda suelta a nuestras bicis. Y con ellas a nuestra imaginación. Una imaginación que por momentos se desbordaba con los relatos centroasiáticos de Florian, un libro abierto donde seguir creciendo. Todo un honor compartir con vosotros los caminos y los cielos.
 
Publicar un comentario