jueves, 17 de abril de 2014

BTT/ Xátiva

Hambriento y alocado
Cuesta levantarme de noche. Y cuesta saber que lo hago yo solo. Nadie a quien buscar. Nadie con quien compartir. Nadie a quien marear con mis historias, ninguna historia que escuchar. Sólo. 
O mejor dicho: SOLO BICI. Porque, no lo olvidemos, el ciclismo es un deporte solitario. Por mucho que lo disfracemos de amiguismos, globerismos, y demás pamplinas... Nadie va a dar pedales por ti. Nadie. 
Por eso me gusta de vez en cuando reencontrarme con mi circunstancia en solitario, 'escapado', sin pelotón donde flotar..., en el ambiente en el que ya soy todo un experto: recorriendo parajes inhóspitos, reconociendo territorios vírgenes para mi y para mi bici, trackeando....
No necesito motivaciones extra para hacer este tipo de locuras: hacer en coche casi 100kms y pasar todo el largo día dando pedales sólo, sufriendo como un perro, abandonado, moribundo, apestado..., sin rumbo?... un perro... o mejor: un lobo.
Pero esta vez si he tenido esa motivación extra. Y quiero hablar de ello. Ayer tarde vi en internet una antigua grabación del malogrado Steve Jobs dirigiéndose a un muy nutrido grupo de universitarios el día de su graduación en la Universidad de Stanford/US. Un discurso estudiado al milímetro en el que habla de la vida, del amor y de la muerte. Tan impactante sus historias que no pude contener las lágrimas..., claro, te hace pensar en tu propia vida, en tus propios amores, y en tu propia muerte. 
Algunas frases del célebre discurso: 
"No puedes conectar los puntos hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás. Confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro es una fuerza que nace justo del centro de mi corazón. Ese pensamiento me ha hecho fuerte. Y nunca me ha dejado tirado."
"Encuentra qué es lo que amas hacer. En tu trabajo y en tus amores. Ya que ambos llenan gran parte de tu vida. Solo así te sentirás realmente satisfecho. Si no lo encuentras, no desistas. Sigue buscando. No te conformes."
"Vive cada día como si fuese el último. Solo así sabrás que no tienes nada que perder. Y por lo tanto, no hay razón para no seguir a tu corazón"
"Sigue hambriento. Sigue alocado."
Justo eso es lo que he hecho hoy: seguir a mi corazón y a mi intuición.
Y ya lo dejo aquí. Por hoy.

Publicar un comentario