domingo, 9 de febrero de 2014

BTT/ La Marina Baixa

LA MARINA BAIXA / oro puro
Tercer fin de semana preparando la AitanaXTREM. En esta ocasión, elegimos una ruta de los geniales 50KM por la Marina Baixa. Brutal recorrido por una de las comarcas mas bonitas de esta maravillosa tierra betetera.










La desapacible mañana recorriendo la playa de Poniente en Benidorm, poco a poco saliendo de la urbe, encarando el Puig Campana, la mítica montaña. Ganando altura por estupenda senda. Tras nosotros la línea de costa, el frenético turisteo. Por delante, un reto tremendo: coronar el Coll del Llamp saliendo desde la linea de mar. Almorzamos a media subida, y al poco la cosa se complica. Tremendas rampas para acceder al Coll de Pouet. Ya por senda, bicitreking para ganar el inalcanzable Coll del Llamp. Las maravillosas vistas que desde él se divisan bien merecen el esfuerzo. Una y mil veces!! Merecido descanso y ya estamos bajando. Primero para llegar al Coll de la Cova Moscarda, y luego para acceder a la Casa de Dios.












Las rachas de viento hacen que rápido sigamos la marcha. Por pista asfaltada bajamos y bajamos, hasta una indicación, y entramos en el mundo endura. Fortísimo descenso lleno de ´trampas, bacheados esquisitos, ideales para partirse la crisma. Estamos en un auténtico circuito endurero. Una gigantesca flipada. Y venga a bajar. Muchos tramos a pie, otros andando, y la mayoría empujando la cabra. Incluso en alguna ocasión montamos para descabalgar al poco. En un claro decidimos parar a comer. Bocatas de sardinas, tortilla de patatas, jamoncito...vamos, una de classic. También dátiles, almendras, plátanos... y unas chocolatinas japonesas con fresas, regalo de Marina Saijo, realmente deliciosas.
 


 
Ratonera tras ratonera, sendas imposibles, acaban escupíéndonos a la carretera. Rápido la cruzamos y seguimos ratoneando. Toda la tensión y venga a bajar. Zona rota por un incendio, que pasamos sin perder huella, y más abajo llegamos al encantador pueblo de Xirles. Entramos en un bar a tomar un café. El descanso nos sienta estupendamente. Al poco de nuevo al lío. Cogemos unas deliciosas naranjas y caemos al río. Fuerte pendiente de subida y sobre asfalto hasta un cruce, donde entramos en otra zona trialera de escándalo. Preparada especial para descerebrados, seguimos la huella de 50KM. Vueltas y mas vueltas por este paraíso endurero, hasta que finalmente entramos en Polop, y más allá en La Nucía. Un desvío y por pista directos al lecho del río Algar. Pista ancha, volamos al encuentro con el mar. La cámara de fotos echa chispas. El día cayendo y todavía nos faltan unos cuántos kilómetros para cerrar la etapa. 
 

 

 

 


Siguiente meta volante, el magnífico Faro de l´Albir, hacia donde nos dirigimos por la linea de costa de Altea y la playa de Albir. Comemos lo que nos queda y las estupendas naranjas de Xirles y ya estamos afrontando el último arreón. Alguna foto y de vuelta por las sendas que aún nos tiene reservadas 50KM por la Serra Gelada. Incansables, damos cuenta de ellas y de últimas entramos en el Racó de Loix y en la Playa de Levante. El espectáculo de la playa con el fuerte oleaje y los enormes edificios bañados por la puesta de sol, puro oro, hacen del momento algo irrepetible. Nos abrimos paso en nuestras cabras entre hordas de guiris. Hasta el Mirador del Mediterráneo, donde hacemos la última parada. Tremendas fotos y ahora si de camino a la playa de Poniente y a la Cala Finestrat. Un jornada betetera realmente épica, inolvidable. 100%ULTRAFONDISTAS 
 

 







Publicar un comentario