martes, 16 de junio de 2015

travesía BTT/ SIERRA NEVADA

TRAS LAS HUELLAS DE GERALD BRENAN
MARZO, 2013
Proyecto. Recuerdos de cuando devoraba libros de antropólogos y demás impenitentes viajeros que envenenaron mi pensamiento ya desde los primeros tiempos. Este libro del gran hispanista británico Gerald Brenan, "Al Sur de Granada", que ahora releo, me marcó de forma particular, quizá por aquello de mi ascendencia granadina.
Recoger su legado y enlazarlo ahora, un siglo después, es para mi todo un reto. A lomos de mi particular 'burra' sendearé los caminos colgados del cielo de este mundo en miniatura y su enorme grandeza que es la Alpujarra granadina.
 
Aquí algunas citas de Brenan, de su libro "Al sur de Granada":

"En todas las modalidades de felicidad se da un elemento de añoranza, ya que la mente se centra mejor en aquello que echa en falta"
 
"La muerte es la única verdad que existe. Toda nuestra vida es una ilusión"
 
"No tenemos mas que el día y la noche y el agua en el jarro"
 
"En la lucha por la mera existencia, los mas finos sentimientos cuentan muy poco. Para los mas pobres, incluso el dolor es un lujo"
 
"Siempre fue una costumbre que quienes aman a España la ultrajen"
 
"En aquél aire ligero y vibrante las peñas sobre la línea del horizonte semejaban caravanas de animales de carga que viajaban eternamente sin llegar nunca"
 
"De alguna manera, en algún tiempo, en algún lugar, un halo de felicidad y seguridad parecía decirnos que el mundo se salvaría, y todos, incluyéndome a mi y a la gente que me rodeaba, nos salvaríamos con él. Un futuro tan misterioso como el canto de los gallos nos espera a todos"
 
"Cuánto tiempo, se pregunta uno, mientras se sentaban en sus húmedas cabañas, mirando caer la lluvia continuamente, perduraría entre ellos el recuerdo de que sus padres habían viajado hasta allí desde un país de sol perpetuo? ¿Soñarían alguna vez con volver?"
 
"Tomamos un poco de café y salimos. Allí, frente a nosotros, en el primer hueco de la calle, se extendían las grandes llanuras de aire y, más allá, el inextricable laberinto de las montañas de color. El sonido del agua estaba en todas partes y había una sensación de verdor y de frescura. No, me dije a mí mismo, la idea que me había hecho de este lugar no era ninguna ilusión'"



















JUNIO, 2015
Cuando buscas a alguien que está muerto puede que pase a tu lado sin levantar sospechas, aunque a mí, en el caso que me ocupa, ha sido omnipresente en cada rincón del micromundo alpujarreño. Brindo por ti, Don Gerardo, como te conocen los vecinos, donde quiera que estés.



 
He creído verte
Saltando de risco en risco
Tu alma libre
En las más altas cumbres
 
He creído verte
En el revolotear alegre
De los pajarillos multicolores
Acompañando mi rodar
 
He creído verte
En el rumor de las aguas
Que salpican el sueño
De mis siestas al raso
 
He creído verte
En la inmácula atmósfera
Que tantas veces viste
Desde tu humilde casa en Yegen
 
He creído verte
Sosteniendo la bóveda celeste
A reventar de estrellas
En la negra noche alpujarreña
 
He creído verte
En el ambicioso discurso
Del joven de Laroles
Y su incisa mirada
 
He creído verte
Sentado paciente en el mirador
De la Fonda Poqueira
En tu penúltima senectud
 
He creído verte
Dedicado a GERALD BRENAN
IN MEMORIAM

 
Publicar un comentario