domingo, 12 de mayo de 2013

travesía BTT/ Vuelta a El Valle/ Ayora- Cofrentes

travesía BTT/ Vuelta a El Valle/ Ayora- Cofrentes

la travesía maldita


Ya en otoño estuvimos cerca de ir a dar cuenta de estos inhóspitos territorios del País Valencià. De esos días tomó el track el sobrenombre de "la travesía maldita". Diferentes motivos dieron al traste con el viaje, y ha sido ahora, con el verano aún por pegar fuerte, cuando se ha hecho realidad. 

Mis acompañantes, el Capitán Pedales, el Almirante Dakota 2.0, y Jordi, a secas. Conocidos en sus familias como Alberto, Juan, y Jordi. Yo en este viaje me he ganado el sobrenombre de 'el del albornoz, por extraños malentendidos que aún estoy por descifrar...

DÍA UNO
Viaje relámpago en la Cali a Ayora. No son las nueve y ya estamos desentrañando los misterios del Valle de Ayora. Encaramos las primeras rampas para ganar el Macizo de Caroig. La temperatura estupenda, el verde de los campos y las montañas nos deja con la boca abierta, abducidos en una realidad lejana e inabarcable. Una cuerda tremenda por todo lo alto, en la bajada almorzamos en el lecho de un precioso torrente. Nueva subida, y más vueltas, la Muela de Cortes de Pallás. Caemos a la majestuosa Cañada de Jarafuel. Parada a comer bajo una encina, saboreamos la merecida microsiesta, y de nuevo rodando. Tierras calcáreas con surgencias de agua por todas partes. En la cerrada que pone fin a la cañada, tan cerrada y retorcida, de bajada, equivocan el camino mis compis, volviendo a juntarnos luego de un buen trecho de camino. Desde un alto divisamos el embalse de Embarcaderos. Estamos en los impactantes Cañones del Júcar. Remontamos río hasta Cofrentes, donde tomamos algo fresco y seguimos camino por la margen izquierda del río Cabriel, hasta  Casas de Alcance, y por fin el Balneario, donde pasamos noche en un ambiente de fiesta y jolgorio nada habitual. 

















DÍA DOS
7:30 devoramos, como en la cena, el magnífico desayuno, preparamos la marcha y ya en ruta dirección Jalance. Luego tremenda subida por pista asfaltada camino de  los Cañones del Júcar, la Cueva de Don Juan, Moragete.... Los paisajes son aún más impresionantes que ayer. Llama la atención la cantidad de plantas, arbustos y árboles diferentes que hay en las laderas de las montañas. Quizá hasta no hace mucho esto era la tónica general de los bosques mediterráneos, hoy apenas pequeños reductos en parajes realmente apartados, salvados en su infinita lejanía de la dañina mano/cerilla del hombre... 
Los kms acumulados en las piernas hacen que el devenir de la jornada parezca algo trabado. Sumamos ya unos cuantos rompepiernas, y cuando creemos bajar al valle, el track nos sorprende con una magnífica senda trialera que nos lleva a medio camino entre la poderosa Muela de Jarafuel y el espectacular valle. Son kms de disfrutar de lo lindo. Ya en la parte final paramos para almorzar, adentrándonos poco después en el valle. 
Parece que ya esta hecho todo y los GPS nos dicen que apenas llevamos 40kms!! Nos falta aún por cubrir más de la mitad, y con un costarrón de más de 20kms, para ganar el inaccesible? Cerro Palomera, por delante. El sol ya bien alto desde hace rato. Nos mantiene atentos los espectaculares paisajes y esa inquietante sensación de estar a miles de kms de ningún sitio, en la más absoluta soledad, apenas agitada por la suave brisa, agigantada por el continuo rodar. 
Aún faltan unos 10 kms para coronar y llegamos a La Unde, tremendo manantial y zona fresca de esparcimiento. Aprovechamos para comer y la consabida microsiesta, tras lo cuál salimos en dirección al cerro. Unas fotos en el vértice geodésico y comenzamos el ansiado descenso, que tras unos 30 kms, nos pone en Ayora, que apenas despierta de la siesta... Cargamos las bicis, tomamos algo fresco y ponemos rumbo a casa. 

































Publicar un comentario